• UVR correctores de textos

¿Cómo acabar con las preocupaciones y terminar la tesis?

Actualizado: jul 2

Por Verónica Buelvas

Cofundadora de UVR correctores de textos


En este momento estoy leyendo el libro de Dale Carnegie: Cómo acabar con las preocupaciones y disfrutar de la vida, el mejor libro que he leído, y en la tercera parte el autor expone seis reglas para acabar con el hábito de la preocupación antes de que él acabe con nosotros.


Estos consejos cobran mucha importancia en el momento actual que vivimos, donde abunda el estrés debido al avance de la pandemia del COVID-19, a los cambios que ha sufrido nuestra cotidianidad y a no tener certeza de lo que va a suceder en el futuro próximo.


Ahora bien, si eres un tesista, a saber: un estudiante próximo a graduarse que debe escribir su tesis para obtener el título; conocer y aplicar estas reglas es algo no solo importante, sino necesario. Pues, es preciso que lo más pronto posible pares de preocuparte por el COVID-19 y más bien aproveches este tiempo en casa, que es algo poco habitual, para terminar tu tesis.


Sé que es difícil no preocuparse, todo el tiempo vemos negatividad en los noticieros y preocupación entre los nuestros, sin embargo, debemos marcar la diferencia y no dejar que estos pensamientos fatalistas se apoderen de nuestra mente y nos hagan pensar que no hay salida. Es necesario tomar el control y alimentarnos de pensamientos positivos y esperanzadores.


¡Importante! Lo que sí está prohibido es sumar más ansiedad a tu vida, por eso, no puedes tener en espera la tesis, porque esto te generará estrés; no le hagas ese daño a tu salud mental.


Teniendo en cuenta lo anterior, he tomado las seis reglas de Carnegie y las he adaptado a tu realidad, de manera que una vez leas este artículo puedas dar el siguiente paso para terminar tu tesis en esta cuarentena.


Así, cuando salgamos de esto, que vamos a salir, podrás decir que tú aprovechaste este receso de nuestra normalidad para lograr obtener tu título.


Regla 1. "Expulse la preocupación de su espíritu manteniéndose ocupado. La actividad es uno de los mejores remedios que se hayan ideado jamás para combatir los `diablillos del espíritu´".

Como menciona el autor, mantenernos ocupados alejará la preocupación de nosotros, y qué mejor forma de mantenernos ocupados que haciendo la tesis.


En consecuencia, si te enfocas en avanzar en tu tesis tendrás dos resultados: 1. Te acercarás más a tu grado y 2. Liberarás tu mente del estrés al que está sometida.

Qué esperas para escribir tu marco teórico o para diseñar el cuestionario de la encuesta que vas a realizar; o para hacer las correcciones que te envió el tutor.


El momento es ahora.


Regla 2. "No se agite por pequeñeces. No permita que las insignificancias -meros comejenes de la vida- destruyan su felicidad".


Todo lo que ha sucedido en los últimos tres a cuatro meses nos ha hecho ver qué es lo realmente valioso en nuestra vida, por ello, la lección más importante es que nunca debemos volver a preocuparnos por cosas pequeñas, y muchas veces la tesis es una de ellas, si la comparamos con otras como nuestra salud, nuestra familia y nuestra vida en general.


Por eso, no vale la pena que entre tanta ansiedad, le sumes las preocupaciones de la tesis: que tu asesor te hizo correcciones o que no encuentres un tema adecuado, no te permitas preocuparte por esas pequeñeces. lo que debes hacer es afrontar esos pequeños inconvenientes y resolverlos rápidamente para que no estén rondando en tu mente y no tengas un motivo más para estar con cara de preocupación.

Regla 3. "Utilice la ley de los promedios para eliminar las preocupaciones. Pregúntese: ¿Cuáles son las probabilidades de que esta cosa pueda ocurrir?

En este momento nos preocupa todo, ¿me contagiaré o alguien de mi familia?, ¿morirá algún conocido?, ¿habrá escasez?, ¿podré tener una ceremonia de grado?, ¿cuándo volveré a viajar?, ¿perderé mi empleo?, ¿podré aplicar las encuestas para mi tesis?, ¿mi asesor me responderá?...

Nuestra mente está realmente agotada, es tiempo de parar y pensar con cabeza fría y hacer cálculos de qué tan probable es que todo eso ocurra, es un gran ejercicio y nos ayudará a calmar los nervios; porque en la mayoría de tus preguntas, o incluso en todas, te darás cuenta que el problema nunca sucedió o sucederá y que solo estaba en tu cabeza. Por eso, haz el ejercicio y encontrarás lo siguiente: por qué razón no aplicarías tus encuestas si existe Google Forms, o por qué tu asesor no te responderá si incluso ahora tiene más tiempo libre en su casa que antes, o por qué te contagiarás si el 99% no se ha contagiado y me estoy cuidando...


Luego, ponte en acción, aplica esa encuesta, envía esos avances; además, cuídate mucho y cuida a tu familia, no salgas sin tapabocas y hazlo solo si es necesario. Ten en cuenta que hasta lo menos controlable, que es la posibilidad de contagiarte, lo puedes controlar si tomas los cuidados necesarios.


Regla 4. Coopere con lo inevitable. Si sabe usted que hay alguna circunstancia cuyo cambio o revisión está fuera de su alcance, dígase: es así, no puede ser de otro modo.


En la actualidad hay dos situaciones inevitables. 1. Estamos en medio de una pandemia y esto afectará de uno u otro modo nuestra forma de vivir. 2. Debes hacer la tesis para poder graduarte.


Por ello, entre más rápido lo aceptes mejor librado saldrás de ambas realidades; en estos casos lo mejor será que cooperes con lo inevitable y trates de sacar el mayor provecho a tu realidad, ¿cómo lo harás?, sencillo: quédate en casa para protegerte del virus y avanza en tu trabajo de grado para que puedas graduarte.


No pierdas el tiempo quejándote por cosas que no puedes cambiar, enfréntalas y sigue adelante.

Regla 5. Dé una orden de tope de pérdida para sus preocupaciones. Decida qué medida exacta de atención merece una cosa y niéguese a dedicar al asunto una atención mayor.


La pregunta que debes responder es la siguiente: ¿Cuántos días, meses o años de tu vida estás dispuesto a destinar a preocuparte o quejarte porque no logras avanzar en tu tesis?

¿Cuántos días mas echarás la culpa a la pandemia de haber retrasado tu grado?


No dediques ni un minuto más de ahora en adelante a preocuparte por asuntos como estos:

“Mi asesor me hizo muchas correcciones”, “no podré hacer el trabajo de campo”, “no podré reunirme con mi compañero de tesis”…


No lo hagas nunca más. Decide esto:


“Solo pensaré en esos pequeños problemas 10 minutos y luego los solucionaré".


No te mentiré, habrá algunos que no podrás solucionar, por eso tienes que poner un tope de pérdida, piensa: si definitivamente no puedes hacer observaciones o trabajo de campo. ¿Cuánto tiempo perderás quejándote o preocupándote por ello?


No es correcto dedicar demasiado tiempo a pensar cómo cambiar situaciones que, por ahora, no se pueden modificar. Pues en un futuro te darás cuenta que perdiste tu tiempo y no hay nada más valioso que el tiempo.


Recuerda no pensar de más en algo que no merece tanta atención, dedícale justo el tiempo necesario, ni un minuto más, luego olvídalo y pasa al siguiente asunto. La clave está en concentrarte solo en aquello que está en tus manos.


Regla 6. Deje que el pasado entierre a sus muertos. No trate de aserrar el aserrín.

Si el asesor te hizo correcciones sobre un apartado de la tesis no te lamentes pensando: "Lo hubiera hecho de otra manera" o "por qué cometí ese error". Es perder el tiempo,

no se puede cambiar el pasado; lo que puedes hacer con el pasado es aprender de ese error, corregirlo y tratar de no volver a cometerlo.


Además, no te arrepientas de haber dilatado el proceso de tesis antes y que ahora con todo lo que ha ocurrido en el mundo se complicaron los procesos en la universidad. Sigue adelante, solo asegúrate de no cometer los mismos errores.


Con este post lo que quiero es invitarte a que te refugies en tu trabajo de grado para superar este desafío que nos está dando la vida; si bien hay muchas personas sufriendo también hay muchas que se preocupan sin razones de peso.


Si tu eres de los afortunados que tiene un techo bajo el cual refugiarse, comida todos los días y estás sano al igual que tu familia, no es correcto deprimirte, ni siquiera estresarte, no olvides que en estos tiempos hay miles de personas en el mundo a las que les falta uno, varios o todos estos elementos.


Así que tú debes ser de esos quienes, debido a que están bien, aprovechan el tiempo de cuarentena para sacar adelante sus proyectos personales (uno de los tuyos seguro es escribir tu tesis) y ayudar desde lo más mínimo que es quedándose en casa, o salir, solo si es completamente necesario, con todas las precauciones para protegerse y proteger a los demás.


Ahora que terminaste de leer esta entrada, la idea es que pases a la acción. De ti depende la obtención de tu título, de ti depende pasar al otro nivel en tu vida y de ti depende adaptarte a las circunstancias y continuar avanzando a pesar de ellas.


Cuéntame, ¿qué estás haciendo o qué piensas hacer para terminar tu tesis en esta cuarentena?


Fuente:


Carnegie, D. (2019). Cómo suprimir las preocupaciones y disfrutar de la vida (edición en español). Buenos Aires: Editorial Sudamericana.










 

 

E-mail: contacto@uvrcorrectoresdetextos.com 

Teléfonos/Ws.

Colombia: (+57) 3012255517 

Perú: (+51) 921449470

Chile: (+56) 986086644

México: (+521) 5618552222

Ecuador (+593) 961175161

España: (+34) 603293828

Argentina: (+54) 91157402273

Facebook: UVR correctores de textos

Instagram: @uvrcorrectores

 

​© 2015-2020 por UVR correctores de textos