• UVR correctores de textos

Los 5 errores más cometidos por los tesistas en el 2021

En este nuevo año nuestro equipo de correctores de estilo ha recopilado los errores más frecuentes cometidos por los tesistas en el 2021, los cuales observamos durante la lectura y corrección de estilo de trabajos académicos en diversas áreas de conocimiento y diferentes niveles académicos.


Para esta recopilación también hemos tenido en cuenta los comentarios y las observaciones que los tesistas han recibido de sus asesores y jurados.


Hoy queremos compartir este listado contigo con el fin de darte algunas recomendaciones para que evites cometer estos errores en tu trabajo y los tengas en cuenta al momento de escribir tu tesis, o puedas corregirlos a tiempo antes de enviársela a tu asesor.


Al identificar los errores más cometidos en los trabajos de grado que corregimos en el año 2021 u otros documentos académicos elaborados por otros tesistas y estudiantes, tú podrás evitar cometer estos errores, avanzar en la construcción de tu trabajo de grado y estar un paso cada vez más cerca de obtener tu título.


Revisa los siguientes errores y las recomendaciones que te dejamos en cada error. Tenlos en cuenta al momento de hacer tu tesis y aplicar las correcciones de tu asesor.


1. Errores en la citación


Este es sin duda el error más frecuente que encontramos en los trabajos de grado y uno de los más graves que se cometen porque se relacionan con la confiabilidad y la autoridad de las fuentes que citas. En esta categoría encontramos que los errores más frecuentes son:


i. Escribir únicamente el segundo apellido de los autores en las citas


Este es un error que debes procurar no cometer en tu tesis porque al incluir citas únicamente con el segundo apellido de los autores (ej. “Arenas (2013) señaló que…” cuando la referencia es “Flórez, P. (2013). Análisis de la relación entre México y Estados Unidos y su incidencia en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Periodo 1994 a 2011”) se hace mucho más compleja la búsqueda en la web, en bibliotecas físicas y en los repositorios digitales tanto del documento que referencias como de la fuente que citaste porque en todos estos depósitos de documentos los autores están referenciados con el primer apellido.


Es importante que todas las citas que incluyas puedan ser consultadas por los lectores de tu trabajo, así como por los asesores y jurados de tu universidad, porque así contribuyes a compartir el conocimiento sobre tu tema de estudio y le das mayor fundamentación a tu trabajo al estar soportado y contrastado con fuentes académicas estudiosas o expertas en el tema y tu área de conocimiento.


ii. Citar la fuente primaria al insertar citas de citas sin haberlas consultado


Seguramente te has enfrentado al dilema de si es correcto citar en tu trabajo una fuente primaria que fue citada por otro autor, y no esa fuente secundaria que has consultado donde encontraste la cita textual o una paráfrasis explicativa de lo dicho por aquel autor, pues es común pensar que las citas textuales de las fuentes primarias tienen mayor autoridad académica y científica al no haber pasado por la interpretación de otros autores.


Sin embargo, es un error citar la fuente primaria si no la has consultado, más aún si la cita que incluyes es una cita de parafraseo, porque puedes incurrir en equívocos involuntariamente al atribuirle al autor de la fuente primaria unas palabras e ideas que no mencionó, reiterando en tu trabajo de grado el error que pudo haber cometido la fuente secundaria en su interpretación o paráfrasis.


Entonces si la fuente secundaria que consultamos fue “Chang Ha J. (2013). Patada a la escalera: La verdadera historia del libre comercio. Ensayos de Economía, 42”, lo correcto es citar la fuente de la forma “Kozul-Wright (1995) citado por Chang (2013)”.


iii. Incluir en la cita el apellido de todos los autores del documento citado cuando sean tres o más autores


En el formato APA séptima edición este es un error porque se debe usar la expresión et al. siempre que citemos un documento elaborado por tres o más autores, incluso la primera vez que lo mencionemos en el texto. Es en el formato APA sexta edición en que se admite escribir el primer apellido de todos los autores la primera vez que se cita un documento elaborado por tres o cinco autores, el cual, a partir de la segunda mención, solo se cita escribiendo el primer apellido del primer autor seguido de la expresión latina et al.


Para citar la referencia “Clavijo, S., Vera, A., y Fandiño, A. (2012). La desindustrialización en Colombia: Análisis cuantitativo de sus determinantes, ANIF, Centro de estudios económicos, Impresione C.”, en APA 6ª edición es correcto escribir “según los autores Clavijo, Vera y Fandiño (2012)”, y en APA 7ª edición es correcto escribir “según los autores Clavijo et al. (2012)”.


iv. No distinguir en las citas el texto al que se hace referencia cuando se toman como fuente dos textos de un mismo autor con igual año de publicación


Siempre que incluyas en tus referencias dos textos elaborados por un mismo autor con el mismo año de publicación debes especificar en las citas a cuál de los documentos estás haciendo referencia, de lo contrario los lectores de tu tesis no podrán verificar ni consultar la fuente de lo escrito al no tener claro de qué referencia proviene.


Es un error citar las fuentes “según Sarmiento (2013) las inequidades son independientes de la estructura económica… Sarmiento (2013) aseveró que la teoría del comercio internacional sirve para justificar el libre mercado” si los textos citados son diferentes. Lo correcto sería citar las fuentes de la forma: “según Sarmiento (2013b) las inequidades son independientes de la estructura económica… Sarmiento (2013a) aseveró que la teoría del comercio internacional sirve para justificar el libre mercado”.


Ten cuenta, además de las recomendaciones anteriores, los consejos a los que te redireccionará nuestro post sobre ¿cómo hacer las citas y referencias de tu tesis en normas APA séptima edición? Si en tu universidad es un requisito emplear el formato APA sexta edición también te sugerimos revisar algunos de los tips que encontrarás en el post Normas APA sexta edición para tesis (infografía) que se encuentra en nuestro blog.


Igualmente, puedes consultar nuestro post de Normas APA para tesis doctorales versus otros estilos (Cuadro comparativo) si tu universidad te exige usar un formato de citación distinto a las Normas APA. En él encontrarás algunas definiciones y claves para identificar cada uno de los estilos que se emplean en las citas, así como también podrás distinguir cada uno de ellos.


2. Plagio involuntario


El plagio también es uno de los errores cometidos con mayor frecuencia por los tesistas y uno por el que mayormente solicitan nuestro servicio de corrección y aplicación de normas, así como una de las razones por las cuales los tutores suelen devolver los trabajos de grado y hacer un gran numero de correcciones. A continuación, te dejamos un listado donde explicamos en qué consisten los errores más frecuentes y algunas recomendaciones para evitarlos:


i. Repetir la información o las citas con las mismas palabras en diferentes apartados


Es un error muy frecuente escribir la misma información dos o más veces en el documento de la tesis, incluso en algunos casos se repiten párrafos que contienen las mismas citas textuales, páginas enteras del documento y apartados repetidos, o expresiones donde se explica el problema abordado con las mismas palabras. Especialmente este error lo encontramos en las conclusiones donde se suelen tomar apartes del texto que se copian y pegan para explicar los resultados que se obtuvieron, o en el resumen donde se sintetizan algunas ideas.


Es muy importante que recuerdes que si es necesario reiterar o reforzar alguna idea en el documento siempre puedes escribir una misma idea de diferentes formas y con distintas palabras, estableciendo nuevas relaciones y contrastes o especificaciones de la idea. También puedes hacer referencia a la información haciendo explícito que la idea que expondrás ya la has explicado en otros apartes con expresiones como “tal como se explicó en el capítulo 1”, “en el numeral 1.3 se había mencionado que…”.


ii. No citar las ideas de otros autores tomadas textualmente o la fuente de la paráfrasis hecha


Este es un error gravísimo que debes evitar porque todas las ideas que sean de otros autores y tomes como referencia, ya sea que la tomes textualmente o hagas una interpretación mediante el uso de la paráfrasis, debes citarla en el texto y referenciarla correctamente en el apartado de la bibliografía.


Para evitar incurrir en este error, a medida que construyes tu escrito, realiza un listado de las fuentes que consultaste o copia y pega el nombre del libro, el artículo o el vínculo de la página web que citaste textualmente o que consultaste, así no se perderán tus referencias y podrás dedicarle tiempo a la construcción de la bibliografía de tu trabajo al terminar la redacción del documento.


iii. Insertar muchas citas textuales largas


Al incluir demasiadas citas textuales y una gran cantidad de citas textuales extensas puedes desdibujar un poco la función que cumplen estas citas de fundamentar tus ideas y demostrar que hay fuentes expertas con autoridad en el tema en estudio que soportan las ideas y los planteamientos que expones en tu trabajo, porque la tesis comienza a carecer de interpretaciones y explicaciones originales o relaciones establecidas por ti como autor del documento.


Si necesitas incluir algunas citas para nutrir aún más las ideas y los planteamientos expuestos en tu trabajo puedes utilizar la paráfrasis citando correctamente a las fuentes de las cuales tomaste la idea base a partir de la cual haces la interpretación.


Consulta las entradas que contiene nuestro blog para que verifiques que tus citas textuales y de parafraseo están referenciadas correctamente, y aprendas cómo puedes evitar el plagio involuntario en tu trabajo.


3. Resúmenes extensos o muy cortos


Hacer un resumen extenso o muy corto es un error que se comete con frecuencia. Un resumen que sobrepase una página es demasiado largo y un resumen constituido por un párrafo de cuatro o seis líneas es insuficiente para dar cuenta del contenido del trabajo, por eso para que tu resumen tenga la extensión adecuada y contenga la información precisa sigue estos cinco criterios con los cuales debe cumplir todo resumen:


  • El título de tu tesis (tema objeto de estudio).

  • El objetivo general de la tesis (lo que se busca).

  • La metodología utilizada (brevemente se dice el tipo de estudio o el instrumento empleado que permitió obtener los resultados).

  • Los hallazgos principales.

  • La conclusión más importante.


A continuación, te dejamos algunas recomendaciones para que las tengas en cuenta al momento de redactar tu resumen:


  • Recuerda que generalmente la extensión de un resumen está entre las 200 y 250 palabras.

  • Si el resumen es corto debes presentar las ideas en un solo párrafo.

  • Si en tu universidad te piden un resumen de mayor extensión o con otro formato busca asociar las ideas en la menor cantidad de párrafos posibles y trata de ser lo más sintético que puedas, anotando solo lo esencial, cuidando la coherencia entre los párrafos y procurando el uso de conectores que permitan hacer una lectura fluida y coherente.

  • El lenguaje debe ser claro y sencillo para que todos los lectores de tu trabajo puedan comprenderlo.

  • No es recomendable que incluyas siglas y acrónimos en el resumen, pero si lo haces debes definir los términos que abrevian y volver a anotarlos la primera vez que aparezcan dentro del texto.

  • No inicies el resumen con preposiciones (en, a, entre, ante, con, sobre, según, de, desde, hasta, hacia, para, por, sin, tras), siempre empieza con un sustantivo.

  • En la redacción utiliza verbos en tiempo presente.


4. Fallos en la redacción


En cuanto a la redacción del documento estos son los errores que hemos encontrado con mayor frecuencia:


i. Párrafos extensos o muy cortos


Este error puede restarle a tu trabajo estilo y una buena presentación si redactas párrafos extensos o muy cortos, por eso no debes dejar páginas que solo contengan un párrafo y tampoco construir párrafos compuestos por dos o tres líneas.


Trata de combinar un estilo conciso (oraciones simples, breves y concisas o yuxtaposiciones) y un estilo amplificado (oraciones coordinadas y subordinadas largas, frases amplias y extensas), lo cual marcará para el lector un ritmo de lectura más ágil y facilitará la comprensión de tus ideas.


Una forma como puedes sortear el error de construir párrafos extensos es evitando que en un mismo párrafo se repitan las mismas palabras utilizando sinónimos y demostrativos que reemplazan algunos sustantivos o ideas para no incurrir en repeticiones, o empleando conectores para seguir con los planteamientos ya expuestos.


Y recuerda, en cuanto a su extensión, que los párrafos no deben superar las 14 líneas porque dificultan la comprensión de las ideas; mejor opta por construir párrafos que tengan dos o cuatro líneas como mínimo sin dejar líneas sueltas.


ii. Párrafos que comienzan con el apellido del autor


Es un error frecuente encabezar los párrafos con el nombre o el apellido de un autor, antes coloca un conector o un demostrativo que introduzca el párrafo o continúe la secuencia.


iii. Uso de expresiones coloquiales


Evita el uso de términos y expresiones coloquiales y adopta siempre un registro formal reemplazando los términos y las oraciones de registro informal por expresiones que expliquen de una manera más especializada lo que explicabas en un lenguaje cotidiano.


iv. No utilizar conectores


La falta de conectores entre algunas oraciones y párrafos hace que las ideas se vean dispersas, se pierda el hilo conductor y la coherencia del texto. Utiliza los conectores para relacionar los elementos de una oración, vincular oraciones entre sí en un mismo párrafo que están separadas por un signo ortográfico (coma, punto y coma, punto seguido) y relacionar unos párrafos con otros.


Estos elementos te ayudarán a marcar la coherencia lógica de tu escrito y todas las ideas que contiene, pero evita usarlos en exceso porque no es necesario que cada párrafo u oración inicie con estos, recuerda que el español tiene muchos recursos lingüísticos que también puedes utilizar.


v. Falta o exceso de signos de puntuación en los párrafos


Tanto la falta como el exceso de los signos de puntuación dificultan la lectura y comprensión del texto. No abuses de las comas al escribir párrafos extensos u oraciones largas, trata de colocar este signo de puntuación cuando esa pausa breve sea necesaria.


Recuerda que el punto y coma se usa para introducir pausas más largas en la lectura del texto, separar ideas distintas que se contraponen y finalizar una enumeración; el punto seguido se utiliza esencialmente para separar dos ideas simples o ideas secundarias distintas que se relacionan y complementan; y que entre el sujeto y el verbo de una oración nunca debe utilizarse la coma, salvo que incluyas un inciso o una oración explicativa que los separe.


vi. Escritura de frases o párrafos extensos al incluir múltiples incisos


Este uso es un error porque los incisos son oraciones explicativas que cuando son muy extensas dificultan la claridad del texto y la sintaxis de las oraciones y los párrafos que lo integran.