top of page
  • Foto del escritorUVR correctores de textos

El uso de la IA y ChatGPT en la tesis ¿Problema o ventaja?

Actualizado: 24 jun

El avance de la Inteligencia Artificial (IA) ha generado un gran impacto en la forma en que los investigadores abordan la escritura académica incluidas las tesis de grado. En particular, las tecnologías de procesamiento del lenguaje natural -nombre técnico de estas nuevas IAs- han permitido el desarrollo de modelos de lenguaje avanzados como los ofrecidos por la famosa herramienta “ChatGPT”, que tienen la capacidad de generar texto coherente y relevante.


Esta evolución tecnológica plantea tanto ventajas como desafíos en el ámbito académico, por eso, en este artículo hablaremos sobre el uso de la IA y ChatGPT en la escritura de la tesis.


Pros y contras de usar la Inteligencia Artificial para hacer la tesis de grado


Cuando empezamos a investigar para nuestra tesis, es frecuente que tengamos una montaña de ideas flotando en la cabeza a las cuales debemos comenzar a dar forma en un documento académico. Aquí es donde entra en juego la IA y aplicaciones como ChatGPT.


Herramientas como esa tienen la capacidad de generar texto coherente y relevante para ayudarnos en el proceso de escritura, proponernos ideas de trabajo, sugerir una estructura inicial, e incluso, hacernos reflexionar sobre nuestra temática de investigación o sobre el propio proceso de escritura que inminentemente vamos a comenzar.


Ahora bien, tras unos primeros meses de discusión entre la comunidad científica, finalmente se está llegando al consenso experto de que estas tecnologías, como mejor funcionan es como asistentes personales de escritura, capaces de sacarnos del atolladero cuando nos encontramos bloqueados.


Pero esto no quita que, por otro lado, algunos investigadores más tradicionales levanten la ceja y planteen preocupaciones. ¿Estamos volviéndonos vagos y dependientes de la IA? ¿Estamos sacrificando nuestra creatividad y originalidad en pro de la comodidad que nos brindan estas herramientas? ¿Se está perdiendo la originalidad y el elemento “humano” en la academia y en la enseñanza universitaria?


Estas son preguntas válidas y merecen ser abordadas dentro de la particularidad de cada campo de investigación, en la trayectoria de cada disciplina y en los modos de trabajo de cada equipo de investigación.


Cabe señalar que al igual que ha pasado con otras tecnologías, como el uso de la máquina de escribir, la aparición de los ordenadores, o de internet, el uso de tecnologías tan avanzadas como ChatGPT en la universidad y en la escritura académica, no es bueno ni malo, pero tampoco neutro.


Por tanto, lo mejor es tomar una postura realista y pragmática pues encontraremos ventajas y desafíos cuando se trata de utilizar la IA en la escritura académica.


Aquí te ofrecemos algunos de ellos, para que puedas opinar por ti mismo y valorar su uso en tu trabajo de grado:


Algunos Pros:


  • Eficiencia mejorada: la IA puede ahorrarnos tiempo al generar ideas y contenido relevante de manera más rápida, lo que nos permitirá avanzar más rápidamente en nuestros trabajos de investigación.

  • Calidad del texto: las sugerencias y correcciones de la IA pueden mejorar la coherencia y la calidad general de nuestros escritos académicos, lo que les dará un toque más pulido o un estilo más original.

  • Apoyo en la investigación: la IA nos puede ayudar a analizar grandes volúmenes de información y a descubrir patrones o tendencias ocultas en los datos, esto facilita la generación de conocimiento.


Algunos Contras:


  • Sesgo y falta de transparencia: debemos ser conscientes de que los modelos de IA pueden estar sesgados debido a los datos en los que se basan. Esto puede plantear problemas éticos y de equidad en la producción de conocimiento, así como un trato de los datos por los servidores de las empresas que desconocemos.

  • Dependencia excesiva: si nos apoyamos demasiado en la IA, corremos el riesgo de perder nuestras habilidades de pensamiento crítico y escritura. Es importante equilibrar el uso de estas herramientas con el desarrollo de nuestras habilidades esenciales.

  • Responsabilidad y atribución: asegurarnos de atribuir correctamente las contribuciones generadas por la IA es fundamental para mantener la integridad académica. Y en ese caso debes admitir que algunas partes del texto fueron escritas por una máquina.


¿Qué dicen las universidades sobre el uso de la IA en la tesis de grado?


Las universidades cada vez son más conscientes de la creciente influencia de la IA en la escritura académica y por ende en las tesis de pregrado, máster o doctorado razón por la cual han comenzado a tomar medidas para guiar a los estudiantes en su uso adecuado. Además, existe cierto consenso respecto a la inevitabilidad del uso de estas tecnologías, por tanto, mejor educar en su buen uso.


Así, algunas instituciones ofrecen talleres y recursos específicos para ayudarnos a sacar el máximo provecho de la IA sin comprometer nuestra integridad académica (por ejemplo, este documento de la UOC: https://blogs.uoc.edu/elearning-innovation-center/es/metodologias-y-actividades-para-evaluar-y-aprender-con-la-inteligencia-artificial-generativa/). En esencia, nos animan a encontrar un equilibrio entre utilizar estas herramientas como apoyo y no olvidar la importancia de desarrollar nuestras habilidades de escritura y pensamiento crítico.


Pero, no todo es a favor de la IA, por supuesto, las universidades están trabajando en políticas claras para regular su en la escritura académica. Esto incluye asegurarse de que seamos conscientes de la necesidad de citar adecuadamente las contribuciones generadas por ChatGPT y otras herramientas similares. También se está fomentando la transparencia en cuanto a cómo funcionan estos modelos de IA, para que podamos evaluar su validez y confiabilidad.





Para concluir, ¿cómo se puede usar ChatGPT u otra tecnología de IA para hacer la tesis?


Cuando se trata del uso de ChatGPT en nuestras tesis es importante adoptar un enfoque equilibrado y consciente: las inteligencias artificiales son una herramienta, y como herramienta, sirven para ciertas cosas (y no para otras). Si bien esta tecnología ofrece ventajas significativas en términos de eficiencia y mejora de la calidad del texto académico, también plantea desafíos y riesgos que debemos abordar.


En primer lugar, es fundamental enfatizar que ChatGPT y sus similares son herramientas de apoyo, no sustitutos de nuestras capacidades como investigadores y escritores. No debemos depender de manera excesiva de estas herramientas, ya que corremos el riesgo de perder nuestra propia voz y creatividad, elementos fundamentales en cualquier investigación que pretenda ser rigurosa, novedosa y original. En este sentido, resulta esencial desarrollar y cultivar nuestras habilidades de pensamiento crítico y escritura más allá de estas tecnologías, ya que son fundamentales en la academia.


Además, debemos ser conscientes de los posibles sesgos y limitaciones de los modelos de lenguaje de IA. Estos modelos se entrenan en grandes cantidades de datos, lo que puede introducir sesgos implícitos en el proceso. Es importante evaluar críticamente las sugerencias y correcciones ofrecidas por ChatGPT, asegurándonos de que reflejen nuestra propia comprensión y conocimiento del tema, adaptándolo al problema de investigación particular de nuestra tesis, a los participantes de la misma, o a los métodos y teorías que trabajamos en nuestras tesis.


Y precisamente, en el contexto de nuestras tesis, es esencial mantener la integridad académica y la honestidad intelectual (elementos que a veces quedan pendientes cuando usamos la inteligencia artificial). Así, debemos atribuir adecuadamente las contribuciones generadas por ChatGPT y otras herramientas de IA, citando y reconociendo las fuentes de manera apropiada. Esto garantiza la transparencia y la ética en nuestro trabajo, evitando el plagio o la apropiación indebida de ideas.


En resumen, ChatGPT u otras tecnologías similares pueden ser una herramienta valiosa para la generación de ideas, la mejora de la coherencia y la eficiencia en la escritura académica, o como “campo de prácticas” de preguntas, escritura o métodos. Sin embargo, debemos utilizarlo con precaución y responsabilidad. No olvides mantener un equilibrio entre el uso de la tecnología y el desarrollo de tus propias habilidades.


Aprovechemos las ventajas que ofrece la IA, pero sin perder de vista la importancia de nuestra contribución personal, de nuestras reflexiones, de nuestros propios datos, y por supuesto, de nuestro pensamiento crítico.


En última instancia, nuestras tesis y trabajos de investigación deben ser un reflejo auténtico de nuestro esfuerzo y conocimiento. ChatGPT puede ser un compañero útil en nuestro viaje académico, pero es nuestra perspicacia y originalidad las que realmente destacarán en el mundo académico. Y por tanto, jamás nos debe reemplazar.


Utilicemos la tecnología de manera responsable y trabajemos para llevar adelante nuestras ideas y aportes únicos en nuestras tesis, dejando una huella personal y significativa en la comunidad científica.


Así que, queridos tesistas, ¡adelante y exploren el mundo de la IA en la escritura académica! Recuerden que, al final del día, nuestro trabajo debe ser un reflejo de nuestra mente y nuestros esfuerzos, y es en ese balance donde encontraremos el verdadero valor de estas herramientas tecnológicas. ¡Buena suerte con sus tesis!





Para finalizar, te invitamos a que apliques plenamente los consejos que aparecen en nuestro e-book: "Manual del tesista" para que termines tu tesis en tiempo récord y con alta calidad, luego contáctanos, somos expertos en corrección de estilo para tesis y aplicación de Normas APA, Vancouver, Chicago, MLA, IEEE, Icontec u otra.


926 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page