• UVR correctores de textos

¿Cómo hacer el capítulo de resultados en la tesis? (Presentación, análisis y discusión)

En colaboración con Enrique Baleriola

Doctor en Psicología Social


Si hace unos días hablamos de la revisión bibliográfica y el estado del arte como la parte teórica fundamental de nuestra tesis; hoy abordaremos la otra gran parte que complementa y constituye nuestro trabajo final de carrera o tesis: los resultados.


De forma global, los resultados son todo el apartado empírico de nuestra tesis en el que vamos a plasmar aquella información nueva, que hemos obtenido en nuestra investigación.


Con respecto a esto, es importante recordar que una de las principales características de una investigación (bien sea de pregrado, magíster o doctorado) es la relevancia y la novedad de los resultados. Esto implica que tenemos que aportar un conocimiento nuevo, llegar a unos resultados que nadie ha alcanzado anteriormente (o al menos, no bajo la misma metodología, marco teórico, ubicación geográfica, grupo de estudio o muestra).


Por tanto, los resultados son un apartado fundamental en nuestra tesis. Es por eso que deben presentarse de forma clara, estructurada, ordenada, y deben ser interesantes en contenido para otros investigadores que la lean.


Para ello, haremos algunas recomendaciones que, como siempre, deberás adaptar a tu disciplina, forma de trabajar y a tu investigación en particular.


Los resultados suelen ser una gran parte que puede estar dividida en diferentes capítulos o apartados (según la extensión de nuestra tesis). La estructura general de los resultados es la siguiente: 1) presentación, 2) análisis y 3) discusión. Esta estructura se basa en la premisa de ir desde los datos crudos hasta la mayor complejización de los mismos, y finalmente el reconocimiento de las limitaciones y las puertas que los datos abren para futuras investigaciones.


Presentación


La presentación de resultados nos permite presentar la información que hemos recopilado y analizado sin demasiada interpretación, sin relacionar los datos con el marco teórico o los resultados. Esto es especialmente así en metodología cuantitativa, donde predominan las gráficas y las tablas con estadísticos descriptivos y ANOVAs. La razón de esto es que el evaluador o el lector pueda obtener la información básica sobre nuestro aporte al tema de investigación que estamos analizando, y que previamente hemos contextualizado y relevado su importancia en el marco teórico.


Ese apartado se puede organizar en función de las diferentes hipótesis u objetivos que hayamos propuesto en el apartado metodológico, de forma que los resultados aparezcan en el mismo orden que las hipótesis y objetivos planteados. Se pueden incluir pequeñas descripciones o pie de página en los que se explique el contenido de las diferentes tablas y gráficas.


En investigación cualitativa, la presentación corresponderá más bien a los fragmentos o verbatims que hemos seleccionado para armar categorías o ilustrar los discursos seleccionados. Así, usaríamos extractos de entrevistas, documentos, grupos focales o cuaderno de campo que den cuenta de cada una de las categorías, repertorios interpretativos o tramas de intelegibilidad de nuestros resultados.


Análisis


El análisis de los resultados consiste ya no en la mera descripción de las tablas, gráficas o fragmentos; sino en el tejido que vamos construyendo al ir enlazando los resultados crudos anteriores con las teorías, conceptos, autores, hipótesis y objetivos planteados en los capítulos anteriores de nuestra tesis.


Por ejemplo, en una investigación cuantitativa, una gráfica sobre la edad promedio a la que los ejecutivos llegan a puestos de dirección no querrá decir lo mismo si nos posicionamos bajo un marco de género que si lo hacemos bajo un marco de liderazgo. Para el primero, el énfasis del análisis hará que hilemos la edad promedio (presentado anteriormente como dato crudo) con las diferencias entre hombres y mujeres para llegar a ser líder.


Para el segundo, insistiremos en hilar las características personales y el puesto ocupado con la edad que se tenía al alcanzar el puesto de líder.


Sin ser a priori una investigación mejor que la otra, podemos ver como el marco teórico subyacente o los objetivos nos llevarán a hilar los resultados en un sentido u otro totalmente diferente.


Discusión


La discusión de los resultados es la tercera y última etapa. Si bien la presentación y los análisis suelen englobarse bajo un mismo apartado o capítulo; la discusión suele ser un apartado separado (que a veces aparece acompañando a las conclusiones).


En esta, la finalidad es (como su nombre indica) discutir nuestros resultados, para esto, podemos responder a las siguientes interrogantes:


¿Qué aporte hacen nuestros resultados a la revisión bibliográfica que expusimos en los primeros capítulos?

¿Con qué autores, teorías o conceptos se alinea, corrobora o contradice nuestros resultados? ¿Qué limitaciones o hasta dónde pueden ser aplicables nuestros resultados en base a la metodología, la muestra o el tiempo que le hemos dedicado?

¿Qué posibilidades se abren en base a nuestros resultados para seguir investigando en el futuro?


Estas, si bien no son las únicas, son algunas de las orientaciones que te pueden servir para elaborar las discusiones de tus resultados.


La excepción de la metodología cualitativa


En metodología cualitativa, si bien el guion que acabamos de explicar te puede servir, es cierto que la presentación y el análisis se suelen entremezclar, constituyendo un único apartado general de resultados (las discusiones, como ya dijimos, serían un capítulo o apartado aparte). Por tanto, en metodología cualitativa, los resultados estarían constituidos por diferentes apartados (categorías, temas, repertorios interpretativos, discursos…).


En cada uno de esos apartados, primeramente, presentaríamos el contenido del apartado (¿de qué trata esta categoría?) para posteriormente ir intercalando un fragmento (de entrevista, documento, grupo focal…) con el análisis (ese proceso de hilar en el que vamos aludiendo a conceptos, teorías y autores que hemos explicado en la revisión bibliográfica y que nos sirven para ir cumpliendo los objetivos generales y específicos de nuestra tesis). En función de la tesis, cada categoría tendría unos tres o cuatro fragmentos con su correspondiente proceso de hilar. Y así procederíamos con cada categoría.


En este post te brindamos algunas orientaciones generales que te pueden servir para ir presentando, analizando y discutiendo tus resultados. Un consejo general que te puede servir para familiarizarte con este proceso es consultar en el repositorio institucional de tu universidad otras tesis de tu departamento o escuela. No tanto para conocer el tema de investigación (que también puede ser útil) sino para entender la estructura y la organización que otras personas han hecho de sus resultados.


 

 

E-mail: contacto@uvrcorrectoresdetextos.com 

Teléfonos/Ws.

Colombia: (+57) 3012255517 

Perú: (+51) 921449470

Chile: (+56) 986086644

México: (+521) 5618552222

Ecuador (+593) 961175161

España: (+34) 603293828

Argentina: (+54) 91157402273

Facebook: UVR correctores de textos

Instagram: @uvrcorrectores

 

​© 2015-2020 por UVR correctores de textos