top of page
  • Foto del escritorUVR correctores de textos

Lo que no sabías sobre la sustentación de la tesis

Es normal que la sustentación de la tesis cause en nosotros inseguridad y nervios, pues se trata de convencer a los jurados de que hemos realizado un gran trabajo con el fin de que nos den el visto bueno para la titulación.


Ahora bien, no olvides que para ese momento ya has terminado tu trabajo de grado; eso significa que aprobaste los criterios que tu programa y tu universidad te exigían para poder graduarte.


Lo más difícil ya pasó, tu investigación está terminada y aprobada. El paso siguiente consiste en explicar y defender de la mejor manera ante tus evaluadores la pertinencia de tu tema, los aportes que genera, los resultados obtenidos y por qué interesa investigar sobre el problema que has abordado.


Así que no te preocupes por la sustentación de la tesis, después de tantos meses o años de investigación tú ya eres un conocedor o un experto en ese tema.


Sin embargo, para aumentar tu seguridad en este momento crucial de tu vida académica y profesional, te invitamos a que conozcas 10 cosas que no sabías sobre la sustentación de la tesis.


Al poner en práctica las recomendaciones y los tips que hemos reunido en este post para ti, esperamos que logres hacer una excelente presentación ante el tribunal que te va a evaluar y ante la audiencia abierta que esté en la sala donde harás tu presentación.


¡Vamos allá!

 

1.     La presentación debe ser esquemática y no narrativa


Recuerda que al momento de hacer tu presentación estarás exponiendo el trabajo que hiciste durante todo un semestre o años de investigación. Si colocas párrafos grandes en tu presentación esto dará la sensación a los jurados de que no sabes de qué estás hablando o no estás seguro de lo que dices. Debes apropiarte de los conceptos y las categorías clave de tu tesis para resaltar en tus diapositivas cómo se relacionan y qué ideas globales se derivan de ellas.


En caso de que necesites incluir algunas líneas de texto trata de que estas no superen las 3 o 4 líneas de extensión. E incluye una mayor cantidad de gráficos, imágenes, tablas, mapas conceptuales y líneas de tiempo.


Trata de no leer todo lo que has escrito en las diapositivas. Recuerda que en la presentación de tu defensa de tesis es importante la capacidad de síntesis que demuestras tanto al elaborar las diapositivas como al momento de exponer en un tiempo determinado lo más importante de tu investigación.


2.     La cantidad de diapositivas que elabores debe ser acorde al tiempo que da la universidad para la exposición


Usualmente los jurados dan entre 25 a 30 minutos para exponer, aunque en algunos casos se suele dar hasta 45 minutos incluyendo la sesión de preguntas de los jurados. Ten en cuenta que por cada diapositiva tendrás aproximadamente un minuto de exposición.


No elabores más de 25 diapositivas previendo que en algunas ideas tengas que extenderte un poco más, e intenta incluir solo lo más relevante de tu tesis que suele encontrarse en el planteamiento del problema, los objetivos, la justificación que demuestra la pertinencia y necesidad de tu trabajo, la metodología que utilizaste, los resultados que obtuviste y los aportes o conclusiones que genera tu investigación.

Los jurados que están ante ti evaluando tu presentación son un público reducido y especializado en el tema, por lo tanto, conocen las bases teóricas de lo que vas a hablar. Así que céntrate en exponer con claridad qué hiciste en tu investigación, cómo lo hiciste y qué resultados obtuviste.


Recuerda no emplear colores o fondos con imágenes que resulten demasiado llamativas y que puedan desviar la atención de tus oyentes, sea que se trate únicamente del tribunal evaluador o de una audiencia abierta.


Tampoco escribas más de 30 palabras por diapositiva para que tu presentación no se vea saturada. En la medida de lo posible utiliza menos palabras y esquematiza la información para decir más.


3. Omite lo que no es relevante y enfatiza lo fundamental de tu presentación


Teniendo en cuenta el poco tiempo que tienes para presentar tu trabajo debes poner en práctica una gran capacidad de síntesis para prescindir en tu presentación de todos los aspectos e ideas accesorias que puedan enfocar la atención del tribunal y la audiencia en ideas que no son fundamentales o que no hacen parte del hilo argumental central de tu tesis.


Incluso si decidiste incluir algunas ideas secundarias o poco relevantes en tu presentación, enfatiza en lo más importante de tu planteamiento y tus resultados, eso que se constituye en un diferenciador de los aportes que genera tu trabajo a la sociedad y/o a la academia.


Asegúrate, además, de reiterar o acentuar en varios momentos (no tan repetitivos) de tu presentación las ideas, los planteamientos o los resultados centrales de tu trabajo, ya sea utilizando un tono particular en tu voz, haciendo un resalte especial en las diapositivas que les dé protagonismo entre todos los elementos incluidos en cada slide, o con pausas significativas al momento de referirte a ellos en tu exposición.


4.     No improvises tu exposición, ensaya


Si no estás seguro/a de que tienes la cantidad de diapositivas justas para no pasarte del tiempo que te dio la universidad para hacer tu presentación, practica lo que vas a decir antes cronometrando el tiempo exacto que te toma la presentación en general, e incluso puedes grabar tu presentación con el teléfono para que veas la forma como te expresas y te ves ante la audiencia, y con base en ello ve realizando los ajustes que necesites.


Al terminar, hazte preguntas a ti mismo sobre tu presentación que posiblemente podrían hacerte los jurados. Plantearte escenarios de preguntas hipotéticas que el tribunal evaluador puede hacerte es una excelente estrategia que te prepara para ese momento puntual.


Recuerda que nadie sabe de tu tesis más que tú, por lo tanto, no debes ponerte nervioso ante las preguntas de los evaluadores. Usualmente estas preguntas giran en torno a lo que hiciste; aunque también los jurados pueden pedirte que expliques por qué escogiste una variable, un método o un problema y no otro, pero esto es algo que sabes; o puede que te pidan profundizar en aspectos teóricos más macro que has debido abordar entre tus referentes.


Si realizaste un trabajo de investigación grupal te sugerimos intercalar las intervenciones para hacerla más dinámica y evidenciar ante los jurados el trabajo en equipo. Esto, además, evita que los jurados hagan preguntas sobre partes de la tesis que no estudiaste para la presentación o que no hiciste en el proceso de redacción.


5.     Toma agua


Momentos antes de hacer tu presentación te recomendamos preparar y adecuar el escenario en el que estarás exponiendo, tanto si es virtual como presencial.


Ten cerca un vaso con agua para introducir una pausa en tu discurso o para aclarar tus cuerdas vocales en caso de que lo necesites.


No tomes bebidas demasiado calientes ni demasiado frías, ni antes ni durante la presentación, esto hará que tus cuerdas vocales se sequen y que tengas una mayor sensación de sed o carraspeo mientras das tu discurso.



6.     Ve directamente a los ojos a tu audiencia


Si tu presentación es presencial, pero los nervios no te dejan mirar directamente a tu público, no mires directamente a los ojos a tus jurados; centra tu visión un poco más arriba del entrecejo para que ellos sientan que tienes puesta toda tu atención en lo que les estás queriendo comunicar con tus palabras.


Otra recomendación muy importante que debes tener es cuenta es ensayar lo que vas a decir ante un público diferente. Pídele a un amigo/a, a tu hermano/a o a un compañero/a de clase que te escuche y te dé una devolución de tu presentación, de esa manera te sentirás más seguro al momento de exponer tu trabajo frente al tribunal.


Si estás haciendo tu presentación virtualmente es importante que no mires la pantalla, evita mirarte a ti mismo o a los demás a través de la pantalla porque tus ojos mirarán directamente hacia abajo, lo cual puede desconcentrar al tribunal y restarte puntos en la calificación. Mejor que intenta mantener tu mirada en la cámara para que el tribunal sienta que les hablas directamente a ellos.

7.     Evita mirar más de tres a cinco segundos al mismo jurado


Si durante toda la presentación solo te enfocas en una persona, los demás sentirán que no estás hablando con ellos. Esto suele pasar cuando hay una persona de la audiencia que nos hace sentir mayor confianza, o cuando hay una persona del tribunal o del público que se ve más interesada en lo que estamos diciendo.


Puede que realmente sea así, pero al dirigirnos a todo un tribunal o a un público amplio siempre debemos reconocer su participación y validarlos como interlocutores mirándolos directamente.


Cada tres o cinco segundos dirige tu mirada a una parte del auditorio y a distintas personas para que todos se sientan involucrados. Esto, además, te será de mucha ayuda para que tus oyentes y evaluadores se mantengan atentos a lo que estás diciendo.


8.     No expongas en la misma tonalidad, velocidad o manteniendo la misma postura


Usar una totalidad y ritmo de habla diferente en tu presentación te permitirá resaltar conceptos y categorías que son relevantes haciendo énfasis en ellas, también te puede ayudar a presentar algunas ideas que quieres mencionar de una forma más rápida, y en otras partes puedes hablar de una forma más lenta si se trata de algo muy importante que esperas que tu público recuerde.


También es importante que seas consciente de lo que dice tu lenguaje corporal, recuerda que nuestro cuerpo es un texto. Si te cuesta mucho mantener las manos quietas utiliza estrategias como llevar en una mano un señalador para las diapositivas o un bolígrafo para que no generes distracción en tu público, desplázate por todo el escenario y quédate en un punto fijo cuando vayas a resaltar algo importante.


Demuestra seguridad y convicción con el tono de tu voz y tus movimientos practicando varias veces tu exposición antes de hacerla ante el tribunal evaluador o el público abierto. Y recuerda que seguridad no es lo mismo que soberbia.


9. La etiqueta es importante


Si bien es cierto que cada universidad tiene un código de vestimenta para la defensa de la tesis, en algunas instituciones no hay un código específico que diga a los exponentes cómo deben ir presentados para la defensa de cada título. Por eso, es recomendable utilizar una vestimenta formal y colores neutros que muestran la seriedad y el profesionalismo del momento.


10. Prepara el equipo y el escenario donde harás tu presentación


Cuando la defensa de la tesis es virtual debes tener en cuenta algunas recomendaciones adicionales: ubica la cámara de tu computador de tal manera que no muestre únicamente tu rostro en primer plano, puede ser de la cintura para arriba; deja un espacio considerable entre la pared que tienes detrás de ti y asegúrate de que el escenario que verá tu tribunal en pantalla esté limpio y ordenado para que no distraiga a los jurados de lo que es realmente importante que son tus ideas y los resultados de tu investigación; e intenta, además, ubicarte en un lugar donde te dé luz natural y no donde estés a contraluz.


 

Ten en cuenta todas estas recomendaciones que hemos dejado aquí para ti sobre la sustentación final de la tesis, y prepárate para hacer una excelente defensa de tu trabajo de investigación.





Para finalizar, te invitamos a que apliques plenamente los consejos que aparecen en nuestro e-book: "Manual del tesista" para que termines tu tesis en tiempo récord y con alta calidad. Luego contáctanos, en UVR Correctores de Textos somos expertos en corrección de estilo para tesis y aplicación de Normas APA, Vancouver, Chicago, MLA, IEEE, Icontec u otra.

Comments


bottom of page