• UVR correctores de textos

¿Qué es y para qué sirve un postdoctorado?

Actualizado: hace 2 días


Una de las preocupaciones principales de los estudiantes de doctorado sobre todo

cuando ya se encuentran escribiendo la tesis es: ¿Qué voy a hacer cuando sea

doctor?


Dada la gran competitividad en el mundo académico, las pocas plazas de profesor

ofertadas y el poco incentivo por parte de los países para aumentar el presupuesto de

I+D+i (con excepciones), muchas personas optan por buscar un trabajo

postdoctoral (postdoc a partir de ahora). En este post vamos a explicar en qué

consiste y para qué sirve.


¿Qué es un postdoc?


Un postdoc, como su nombre indica, consiste en un trabajo que se desarrolla después

de defender la tesis, cuando ya somos doctores/as, que tiene una duración de entre dos

y cinco años. A diferencia del proceso doctoral, el postdoc no se considera una etapa

formativa o de estudios universitaria, por tanto, se considera un trabajo (con un

contrato laboral o bien con una beca u otro financiamiento). Eso no quita que como

postdoc, aún tenemos muchas cosas que aprender sobre el mundo académico, por

tanto, un postdoc siempre cuenta con la figura de un investigador principal, jefe o

director que nos orientará y nos guiará en el proyecto académico en el que

trabajemos.


Como decimos, para acceder a un postdoc tendrás que postularte a una convocatoria

que puede ser propia de una universidad (en la que ya estudias, otra de tú

país, o internacional), de un centro de investigación, empresa privada o lo más

frecuente: del Estado (a nivel nacional o regional). Cada país e institución tiene sus

propias convocatorias, reglas, jefes/as y áreas de trabajo; lo importante es que vayas

indagando cuáles son las principales convocatorias para el ámbito, país o

universidad que te interesen.


El trabajo diario de un postdoc se asemeja al de sacar la licencia de

conducir. El postdoc sería el conductor novato que aún maneja con un profesional en

el asiento de al lado que tiene pedales para ayudarle. La parte teórica de la licencia es

la tesis doctoral, la parte práctica es el postdoc, en la que ya eres tú la persona que

escribe papers con cierta libertad, puede opinar sobre qué tipo de datos recoger o qué

metodología emplear… pero siempre con la supervisión y “los pedales” de aquel

investigador/a principal, jefe/a o director/a.


Esto significa que (con más o menos libertad), siempre habrá alguien que te oriente en qué autores ir leyendo, qué metodologías usan en su centro normalmente, cómo se articulan como equipo de trabajo, qué temáticas investigar, etcétera. Como todo, tus funciones específicas y el grado de libertad para tomar decisiones (y asumir sus consecuencias) dependerán del

área de investigación, el/la jefe/a que tengas, de tus habilidades e intereses, y del

perfil de la convocatoria.


Esto último es importante, pues cada convocatoria es única: hay algunas que son

exclusivas para investigar, otras que mezclan investigación y docencia. Algunas son

para postdoc recién doctorados, otras son para postdoc “seniors” con ciertos años y

méritos desde que defendieron su tesis. Algunas son para un tema de investigación

concreto, otras dependen del equipo de investigación en el que te insertes. También el

sueldo es muy variable, en función del país, las tareas que llevarás a cabo, la

convocatoria y la experiencia/méritos requeridos.


¿Para qué sirve un postdoc?


Actualmente, un postdoc se considera el “puente” entre el doctorado y el mundo

académico establecido (lo que se conoce como ser profesor “tenure”, planta, titular o

funcionario). En el tiempo que dura un postdoc, el investigador “aprende a volar” por sí

solo, ya no formándose y aprendiendo lo básico de la investigación; sino tomando

ciertas decisiones que influyen directamente en los resultados académicos. Esa mayor

responsabilidad, la menor necesidad de tener un superior que te vigile y oriente, y la

mayor facilidad para publicar papers, participar en conferencias, y empezar a pedir

proyectos de investigación propios; hacen que el postdoc sea una importante etapa de

transición en la vida académica por la cantidad de habilidades y conocimientos

profesionales y humanos que se adquieren y que serán necesarios para el resto de la

vida académica.


Pero además, un postdoc es fundamental para ampliar las redes con las que podemos

trabajar. Bien sea para conocer nuevos conceptos, métodos o autores; o bien para

establecer nuevas colaboraciones, el postdoc es el momento ideal para esto.


Dado que el postdoc todavía es joven, es una persona que normalmente está entusiasmada por ir a congresos, impartir docencia, proponer temas de investigación frescos y

novedosos… en cambio, esto es más complicado en profesores ya “asentados”, pues

es normal que con el tiempo las metodologías, conceptos trabajados o formas de

hacer ciencia se estanquen y se hagan “como se han hecho siempre”. El postdoc por

tanto, suele ser un aire fresco.


Y por esto, finalmente el postdoc sirve para conocer otros lugares, otras formas de

trabajo. Sobre todo si logras hacerlo en otro país. Eso enriquecerá mucho tu

forma de trabajo, tus conocimientos, las formas en que hacer ciencia… lo cual a tu

vuelta será muy valorado (esto potenciará mucho ese aire fresco que aporta el

postdoc). Además, en convocatorias para profesor titular o planta se valorará mucho la

experiencia en el extranjero o en otra universidad por el aporte novedoso y por la

atracción de capital humano avanzado.


Así podríamos resumir lo que es y lo que implica un postdoc. Si bien no es la única

forma de asentarse en el mundo académico, sí es de las principales y de las más

valoradas. ¡Esperamos que te haya servido esta información! :) :)


Para finalizar, te invitamos a que apliques plenamente los consejos que aparecen en nuestro e-book: "Manual del tesista" para que termines tu tesis en tiempo récord y con alta calidad, luego contáctanos, somos expertos en corrección de estilo para tesis y aplicación de Normas APA, Vancouver, Chicago, MLA, IEEE, Icontec u otra.

1,387 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo