• UVR correctores de textos

Cómo preparar el resumen de tu tesis

Cuando estamos escribiendo nuestra tesis, entre lamentos, impotencia y frustraciones, llega un momento en que conseguimos avanzar: la escritura fluye, las ideas cada vez están más claras en el documento, te quedan menos apartados por completar… y cuando ya lo tienes casi listo, te toca escribir el resumen.


Puede parecer algo menor, poco prioritario y sencillo; pero debes pensar que el resumen es lo primero que un lector o evaluador va a leer. Y ya sabes lo que dice el dicho: la primera impresión es la que cuenta. El resumen (junto con el título) será la carta de presentación de tu tesis, por no hablar de la importancia que tiene para que esté bien indexada en los motores de búsqueda como Google o los repositorios institucionales.


Es por todo esto, que en el post de hoy queremos ofrecerte algunos tips sobre cómo preparar el resumen de tu tesis para que sea atractivo y cautive a tus lectores:


Escríbelo al final


Aunque mucha gente se siente tentada de escribir el resumen al inicio, debido a que es lo “primero” que aparece en la tesis, para así seguir un orden y tener una idea general del contenido del resumen; te recomendamos no hacer esto. Un resumen que es escrito en primer lugar, antes que los demás apartados, es muy probable que no refleje el contenido de la tesis una vez que la hayamos escrito. Y es normal: lo que escribimos primeramente en una página, difícilmente reflejará lo que después escribiremos en 50, 100, 200 o más páginas; con todas las modificaciones que sufrirá durante el proceso de escritura y luego de las revisiones por parte del asesor.


En cambio, cuando tenemos escritas y revisadas ese gran número de páginas, cuando ya tenemos la versión definitiva de la tesis, es mucho más fácil escribir una página o unos pocos párrafos que contengan las ideas esenciales que definen y caracterizan a tu tesis. De esta forma, nos ahorraremos tener que reescribir varias veces el resumen a medida que vayamos haciendo modificaciones a los diferentes apartados y capítulos de la tesis. Además, con la tesis ya escrita y terminada, tendremos mucho más claras las ideas centrales de la tesis para escribir el resumen.


Esto no quita que puedas hacer en primer lugar un boceto general de la tesis de pocos párrafos o páginas para, a partir de este boceto, desarrollar todos los capítulos de tu tesis. Esto es una gran idea, pero este boceto no debería ser tu resumen por todo lo que acabamos de explicar.


No hagas copy+paste de la tesis


Una vez que hemos decidido elaborar el resumen al final de la tesis, muchas veces nos sentimos tentados a copiar literalmente un par de párrafos del capítulo de la introducción, otro del marco teórico, un par de la metodología, tal vez uno de resultados…


Todos hemos hecho esto o al menos nos ha parecido una buena idea. No obstante, te recomendamos que el resumen sea un nuevo escrito que no contenga palabra por palabra de forma literal las ideas de la tesis. ¿por qué? Por varios motivos: en primer lugar, cuantas más formas diferentes uses para explicar el contenido esencial de tu tesis, más palabras clave quedarán indexadas para que sea encontrada por los motores de búsqueda. Por otro lado, de cara a un lector o evaluador, es extraño leer en el resumen y unas páginas más adelante exactamente la misma frase o párrafo, denota poco trabajo. Finalmente, copiar y pegar diferentes párrafos hará que tu resumen sea más un “Frankenstein” con ideas aisladas, que un todo con sentido en el que la idea de la introducción esté bien hilada con la idea del marco teórico, y a su vez con la de la metodología, los resultados y la conclusión.


Estructura IMRYD para escribir el resumen de tu tesis


Por lo que acabamos de explicar, lo más recomendable es que sigas la clásica estructura IMRYD en tu resumen (Introducción, Método, Resultados y Discusión). Es decir, la típica estructura de los artículos, tesis e investigaciones. Esto es importante porque cuando escribimos el resumen y no tenemos experiencia o no tenemos muchas indicaciones, es probable que involuntariamente se nos olvide explicar la metodología, o tal vez le demos demasiado espacio y peso a un apartado frente a otros que apenas mencionado, provocando una “descompensación” importante en el resumen que finalmente hace que no se entienda.


Para evitar esto, seguir una estructura IMRYD en la que los diferentes apartados estén balanceados en el resumen, nos ayudará a crear un resumen más claro, preciso y que aporte más información y coherencia con el contenido de la tesis completa.


Vigila los requisitos y normas de tu universidad, escuela o director/a


Además de los tips que te estamos dando en este post, es muy importante que consultes los requisitos de estructura, forma y contenido que tu universidad, escuela o director/a te requiera. Hay instituciones donde se pide que el resumen tenga una extensión mínima y/o máxima (que a su vez, depende de si la tesis es de pregrado, postgrado o doctorado). Otras veces ocurre que se pide que el resumen siga una estructura muy determinada y estructurada, como por ejemplo así: “1. Introducción: dos líneas. 2. Presentación del problema: dos líneas. 3. Marco teórico: tres líneas…” y así con otros apartados precisos que nos demandan. Además, puede que en tu temática o ámbito de investigación existan detalles y especificidades muy particulares que requieran hacer el resumen de una forma muy determinada.


En este tipo de casos, es mejor consultar si existen normas específicas para redactar el resumen, cuáles son, y posteriormente escribirlo sin tener sobresaltos ni llevarnos más problemas.


Responde esto: ¿Luego de leer tu resumen, leerías tu propia tesis?


Un aspecto clave del resumen es que es la “cara visible” de tu tesis, como mencionábamos al principio. Es por eso que para ser coherentes con nuestro trabajo, cuando tengamos terminado el resumen, deberíamos reflexionar: si leo mi propio resumen, ¿me atrae y me interesaría pasar a leer toda la tesis?, ¿da información clara y coherente, o se nota que faltan ideas clave para que se entienda el trabajo que he realizado?, ¿invierto una gran parte del resumen en una idea concreta que hace que se pierda el hilo central del resumen?


Es preciso formularse este tipo de preguntas cuando escribimos el resumen y cuando lo hemos terminado, de cara a mejorarlo y dotarlo de calidad. Para ello, además de leerlo tú, puede ser interesante compartirlo con un compañero o compañera que no sepa sobre qué has trabajado en tu tesis, de manera que puedas pedirle feedback sobre la claridad, coherencia y comprensión de tu resumen.


Pues esto sería todo. Esperamos que nuestros tips te sirvan para elaborar tu resumen con las ideas más claras.


Para finalizar, te invitamos a que apliques plenamente los consejos que aparecen en nuestro e-book: "Manual del tesista" para que termines tu tesis en tiempo récord y con alta calidad, luego contáctanos, somos expertos en corrección de estilo para tesis y aplicación de Normas APA, Vancouver, Chicago, MLA, IEEE, Icontec u otra.






238 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo