¿Cómo redactar las partes preliminares de la tesis?


El paso más difícil para culminar cualquier escrito, incluida la tesis, es empezar. ¿Cómo hacerlo? ¿Qué debo redactar primero? O ¡No sé cómo empezar!, de seguro son frases que repites en tu mente a la hora de sentarte en tu computador e intentar escribir tu proyecto de grado.

Por eso, hoy te traemos una síntesis de los consejos más prácticos y efectivos para construir los apartados preliminares de tu documento final de tesis.


1. El resumen

La complejidad del resumen radica en que hay que tener una gran capacidad de síntesis para que quede perfecto. Sin embargo, te vamos a dar la clave para que lo hagas de la mejor manera.

El Resumen debe estar conformado por cinco partes.

a. El título de tu tesis.

b. El objetivo general de la tesis.

c. La metodología utilizada (brevemente).

d. Los hallazgos principales.

e. La conclusión más importante.

Con esos cinco puntos te garantizamos que convencerás a tu asesor y tendrás un excelente y completo resumen.

Recomendación:

  • Recuerda que generalmente la extensión de un resumen está entre las 200 y 250 palabras.

2. La introducción

La introducción es la carta de presentación de tu tesis, de hecho, muchos lectores y jurados están en capacidad de emitir un juicio de valor sobre la calidad de la tesis con solo leer el contenido de este apartado.

En consecuencia, la introducción debe ser capaz de recoger la idea general y la esencia de la tesis.

Por tal razón, lo correcto es que la Introducción responda cuatro interrogantes:

a. ¿Qué voy a investigar? Se describe y contextualiza el tema en cuestión. b. ¿Para qué voy a hacerlo? Debes justificar tu investigación, mencionar su importancia académica y social.

c. ¿Cómo voy a hacer la investigación? Debes escribir brevemente los pasos que vas a emplear para desarrollar la investigación. En otras palabras, debes describir resumidamente tu metodología.

d. ¿Cuáles son los resultados esperados? En este punto es necesario mencionar hacia dónde quieres llegar con la investigación, qué esperas obtener con ella.

Recomendaciones:

  • No debes citar autores en la Introducción, salvo que lo hagas en forma de epígrafe.

  • No debes incluir las conclusiones del estudio.

  • En ocasiones puedes hacer un resumen de lo que contendrá cada capítulo de la tesis, de tal manera que el lector sepa la forma en que estará estructurada la misma.

3. Los objetivos

3.1. El objetivo general

El objetivo general debe principalmente responder al título y al problema de investigación. Existe una forma sencilla y profesional para formular tu objetivo general, la cual consiste en agregarle un verbo al título de tu tesis.

Por ejemplo:

Título: “Determinantes de la pobreza en Latinoamérica entre 1980 y 2015”. Objetivo general: “Hallar los determinantes de la pobreza en Latinoamérica entre 1980 y 2015”.

De esta forma se obtiene el objetivo general. Vale la pena decir que el verbo "hallar", puede ser cambiada por "establecer", "encontrar", "demostrar", entre otros.

Recomendación:

Debes tener en cuenta que al momento de seleccionarlo, es preferible evitar el uso de verbos como “capacitar, motivar, cambiar, mejorar, enseñar, entre otros que constituyan acciones finales; dado que este tipo de acciones casi nunca se consiguen durante el proceso investigativo. Principalmente porque implican mucha dedicación de tiempo y recursos para un tesista de pregrado” (Bernal, 2010, p. 97).

3.2. Los objetivos específicos

Los objetivos específicos conducen y dan respuesta al objetivo general. Son los propósitos que marcarán tu investigación.

El orden que deben tener los objetivos específicos es un orden deductivo, es decir, deben ir de lo general a lo particular.

A continuación se describe el contenido que deben tener los objetivos específicos de acuerdo al orden:

  • Los objetivos específicos 1 y 2 deben contener una contextualización, diagnóstico o descripción del tema (generalidades).

  • Los objetivos específicos 3 y 4 deben contener la discusión de resultados y propuestas (particularidades).

Recomendación:

Lo más indicado es que una tesis de pregrado tenga entre 3 y 5 objetivos específicos. Sin embargo, lo más importante es que la cantidad de estos sea igual al número de capítulos desarrollados. Ejemplo: si tienes cuatro objetivos específicos, tu tesis deberá constar de cuatro capítulos o apartados.

IV. El planteamiento del problema

El planteamiento del problema está conformado por dos partes: descripción del problema y formulación del problema (pregunta de investigación).

Para la descripción del problema te recomendamos tener en cuenta los siguientes consejos:

a. Explica algún hecho o problema de relevancia. Preferiblemente sustenta con datos estadísticos lo que está ocurriendo.

b. Identifica qué tipo de problema es: “Teóricos; cuyo propósito es generar nuevos conocimientos. Prácticos; con objetivos destinados al progreso. Teórico-prácticos; para obtener información desconocida en la solución de problemas de la práctica” (Pérez, 2010, párr. 6).

c. No debes tratar más de un problema. Recuerda lo dicho: “Quien mucho abarca poco aprieta”. Dedícate a sustentar sólidamente un solo problema de investigación.

d. Menciona las consecuencias del problema. Esto le otorgará la correcta magnitud a tu tesis y provocará su lectura.

En cuanto a la formulación del problema o pregunta de investigación, la forma más sencilla de obtenerla es convirtiendo el objetivo general en una pregunta.

Por ejemplo:

  • Objetivo general. “Identificar el impacto de las redes sociales en los hogares de la región del Bío-Bío entre 2009 y 2016”.

  • Pregunta. “¿Cuál es el impacto de las redes sociales en los hogares de la región del Bío-Bío en el periodo entre 2009 y 2016?

V. La justificación

La Justificación debe dar respuesta al porqué de tu investigación. Debes mencionar la razón de ser de la misma.

Así, para que tu justificación esté completa debes mencionar y describir los siguientes cuatro puntos:

a. Menciona la importancia social de tu investigación. Debes decir cómo beneficia tu investigación a la sociedad y al país o a un grupo poblacional específico; aclarar de qué manera le aporta. Puedes plantearlo en forma de plazos (corto, mediano y largo).

b. Menciona la importancia académica de tu investigación. Debes decir cómo beneficia tu investigación al ámbito académico, a la universidad y a los centros de pensamiento. Enuncia cómo tu trabajo contribuye con los debates profesorales y universitarios.

c. Menciona la importancia científica de tu investigación. Debes decir de qué forma tu estudio beneficia a la comunidad científica y qué elementos aporta a investigaciones futuras.

d. Por último, describe en qué se diferencia tu investigación de las que se hayan hecho anteriormente sobre el mismo tema.


En otro artículo te compartimos unos increíbles consejos para desarrollar los marcos de la tesis.

Fuentes:

#Tesis #Tesina #Monografía

607 vistas2 comentarios

 

 

E-mail: contacto@uvrcorrectoresdetextos.com 

Teléfonos/Ws.

Colombia: (+57) 3012255517 

Perú: (+51) 921449470

Chile: (+56) 986086644

México: (+521) 5618552222

Ecuador: (+593) 992198093

Facebook: UVR correctores de textos

Instagram: @uvrcorrectores

 

​© 2015-2020 por UVR correctores de textos