• UVR correctores de textos

Errores frecuentes al aplicar el formato APA a nuestra tesis

Una vez le hemos “perdido el miedo” a utilizar el formato APA en nuestra tesis, y nos ponemos manos a la obra, es muy normal que comentamos algunos fallos hasta que tengamos rodaje y nos aprendamos de memoria todos los trucos y detalles de este amado y odiado formato.


Una de las razones para aplicar el APA de forma correcta en nuestra tesis es porque esto nos evitará correcciones por parte del asesor o del jurado.


En el post de hoy, precisamente, queremos ofrecerte algunos tips para señalar y resolver algunos de los errores más frecuentes al aplicar el formato APA a nuestra tesis. Si bien no son todos y puede que en algunos ya seas un experto o experta, estamos seguros de que te conviene repasarlos.


Todo lo que mencionamos a continuación está basado en la séptima edición de las normas APA, la más reciente. Los errores frecuentes son los siguientes:


1. No leer el formato APA


Aunque pueda parecer obvio, para evitar los errores del formato APA debemos leer y conocer el formato APA. No se trata tampoco de estudiarlo desde la primera página a la última, pero sí de echarle un vistazo de vez en cuando y tenerlo a mano cada vez que lo podamos necesitar. Este formato APA por lo general lo comparten en las universidades, así que seguro lo tendrás disponible, por lo menos una versión adaptada de tu universidad.


A veces ocurre que damos por hecho que sabemos utilizar el formato APA, bien sea porque lo hemos usado muchas veces en las referencias, o porque nos hemos aprendido de memoria cómo citar en APA los principales tipos de documentos, pero… ¿sabías que APA es mucho más que eso? Para solucionar este error, te recomendamos revisar todos los post de nuestro blog relacionados con el formato APA, donde sintetizamos y señalamos lo más importante de este formato. Además, te invitamos a seguir leyendo…


2. Pensar que el formato APA solo se aplica a las referencias:


En relación a lo que señalábamos en el punto anterior, un error muy muy frecuente al utilizar el formato APA en nuestra tesis consiste en pensar que este solo se aplica a las referencias de nuestra tesis. ¿Sabías que el formato APA incluye unas normas de interlineado, sangría, o de jerarquía de títulos y apartados muy concreta?


Por ejemplo, el formato APA requiere que los apartados de un documento sean los siguientes:


  • Portada

  • Resumen, palabras clave

  • Contenido de la tesis (introducción, método, resultados y discusión)

  • Referencias

  • Notas finales

  • Tablas

  • Figuras

  • Apéndices


O, por ejemplo, ¿sabías que estos son algunos de los requisitos de forma para el documento?


  • Papel en tamaño carta.

  • Márgenes de 2,54 cm.

  • Tipos de letra: Calibri, Arial o Georgia a 11 puntos; Lucida Sans Unicode a 10 puntos; o Times New Roman a 12 puntos.

  • Alineación del texto: siempre a la izquierda.

  • Numeración de página: arriba a la derecha.

  • Interlineado: doble.

  • Sangría de los párrafos: la primera línea del párrafo tendrá una sangría de 1,27cm.

Es por todo esto, que debemos conocer el formato APA en su totalidad y no solamente para conocer cómo elaborar referencias.


3. No revisar los puntos, las comas, las cursivas…


El formato APA para las referencias puede llegar a ser tortuoso, no tanto por ser difícil sino por el nivel de atención que requiere.


Es por esto que es muy importante fijarse dónde corresponde una coma (,), donde va un punto (.), si es necesario o no que añadamos unas cursivas, o si el orden es Apellido + Inicial del nombre o viceversa.


Por ejemplo, la siguiente referencia está mal hecha, ¿sabes por qué?


Romero. T.; Villalobos, R. (1998). Análisis discursivo de los presos de la revuelta social, Revista internacional de estudios liberales. 5(3), 114-169.


Efectivamente. Entre el primer y segundo autor corresponde un punto (.) y una “y”. Además, el título de la revista va en cursiva, no el título del artículo. Entre el título de la revista y el número y volumen va una coma (,) no un punto. Además, falta el DOI.


Así sería la referencia correcta:


Romero, T. y Villalobos, R. (1998). Análisis discursivo de los presos de la revuelta social.

Revista internacional de estudios liberales, 5(3), 114-169.

https://10.5027/psicoperspectivas-Vol14-Issue2-fulltext-2111


4. Pensar que tipos de documentos parecidos (como webs y diarios) se citan igual:


Otro error frecuente, sobre todo cuando ya estamos familiarizados con el formato APA, consiste en creer que documentos parecidos, como pueden ser páginas webs y diarios de prensa online, se citan de la misma manera.


Si bien son parecidos, no podemos confiarnos y pensar que las citas se hacen de la misma manera. Para eso deberemos comprobar el formato APA en su séptima edición y nos daremos cuenta del error. Veamos un ejemplo de referencia de web y una de diario de prensa online:

Diario de prensa online:


Letelier, A. (17 de mayo de 2013). ¿Cómo afrontar la salida a la crisis?. Le Monde Diplomatique. www.enlacealanoticia.com


Documento Web:


Ministerio de Ciencia. (14 de julio de 2020). Resultados de la convocatoria a proyectos de I+D 2021. www.enlacealaweb.com


Como podemos ver, una diferencia es que el diario de prensa online incluye el título de la noticia y el nombre del diario. En cambio, la página web incluye directamente el título de la web.


Por otro lado, es cierto que comparten algunos elementos que las hacen especiales y parecidas, como es el incluir el día, el mes y el año en la fecha.


5. No agregar los DOI en las referencias de artículos científicos


Un error muy frecuente que se sigue cometiendo es el no incluir el DOI (digital object identifier) en los documentos que citamos, cuando este exista, especialmente en artículos de investigación y libros online. Hasta hace no mucho tiempo, muchas revistas científicas no insistían tanto en esto.


6. Incluir de forma explícita la palabra “DOI” en la referencia de un artículo científico


Hasta la sexta edición del formato APA, el DOI se incluía al final de la referencia, explicitando la palabra “DOI:” seguida de la dirección correspondiente. Desde la séptima edición, el DOI se pone directamente tras acabar la referencia. Veamos un ejemplo:


Jamante, T. (1999). Investigación sobre los modos de existencia social. Revista de investigaciones sociales, 6(1), 44-49. DOI: 10.5027/psicoperspectivas-Vol16-Issue2-fulltext-2111 ¡Mal!


Jamante, T. (1999). Investigación sobre los modos de existencia social. Revista de investigaciones sociales, 6(1), 44-49. https://10.5027/psicoperspectivas-Vol16-Issue2-fulltext-2111 ¡Bien!


7. Incluir la ciudad de la editorial en la referencia de libros


Algo similar ocurre con los libros, en concreto con la ciudad de procedencia de la editorial. Hasta la sexta edición de APA era necesario incluir antes de la editorial, la ciudad de esta.


En cambio, desde la séptima edición no es necesario. Veamos nuevamente un mal y un buen ejemplo:


Foucault, M. (2012). El Nacimiento de la Biopolítica. Madrid: Akal. ¡Mal!

Foucault, M. (2012). El Nacimiento de la Biopolítica. Akal. ¡Bien!



8. Incluir en la cita el apellido de todos los autores del documento citado cuando sean tres o más


En el formato APA sexta edición, cuando en nuestra tesis citábamos un documento con 6 o más autores, había que poner el apellido del primero seguido de “et al.,”. Si había entre tres y cinco autores, la primera vez que los citábamos se incluían los apellidos de todos los autores y el “et al.,” se usaba a partir de la segunda vez que los citábamos.


En cambio, en el formato APA más reciente, séptima edición, siempre debemos usar “et al.,” cuando citemos un documento con tres o más autores. Da igual si son 3 autores, si son 5, o si son 10. Da igual que sea la primera vez que lo citamos o la segunda. Siempre pondremos “et al.,” en estos casos. Veamos un ejemplo:


Tal como apuntan López, Ríos, Carmona y Camacho (2020), la selva del Amazonas se ve influida por el cambio climático. ¡Mal!


Tal como apuntan López et al., (2020), la selva del Amazonas se ve influida por el cambio climático. ¡Bien!


9. No revisar el formato APA aplicado en la tesis


Por último, un error frecuente es no volver a leer toda nuestra tesis cuando la hemos terminado, antes de entregarla para someterla a calificación o antes de defenderla. Es posible que hayamos repasado todo el formato APA, puede ser que ya seamos unos expertos o expertas… pero siempre es recomendable un repaso, incluso si es posible, que la lea alguien externo, para que pueda detectar errores que a nosotros se nos han pasado o ya no vemos tras tanto tiempo escribiendo.


Aunque parezca superficial, esta última lectura de correcciones es fundamental, pues marcará la diferencia entre una tesis impecable, correcta y de calidad tanto en el contenido como en la forma, de una tesis que deja mucho que desear…


Ten en cuenta estos errores frecuentes para que evites cometerlos al aplicar el formato APA en tu tesis.



gif

Recuerda que en UVR correctores somos expertos en corrección de estilo para tesis y aplicación de Normas APA, ISO 690, Vancouver, Chicago, MLA, IEEE, Icontec u otra. Puedes despreocuparte si envías tu tesis a corregir con nosotros.


Para finalizar, te invitamos a que apliques plenamente los consejos que aparecen en nuestro e-book: "Manual del tesista" para que termines tu tesis en tiempo récord y con alta calidad.

322 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo